lunes, 26 de septiembre de 2016

Experiencias de Aprendizaje Infants

¿Cómo es mi cuerpo y qué puedo hacer con él?

Experiencias de aprendizaje del Núcleo Temático Integrador

En el transcurso de esta semana las experiencias pedagógicas que se desarrollaron dieron  respuesta a las preguntas del N.T.I  ¿Cómo está conformado mi cuerpo? y ¿Con qué género me identifico a partir de las características de mi cuerpo? Éstas tuvieron el propósito formativo que los infantes identificaran las partes de su cuerpo y reconocieran su género a partir de las características propias, así como también lo diferenciaran del de sus compañeros y compañeras. Los saberes previos de los infantes permitieron la     co- construcción de conocimientos, habilidades y actitudes en torno a estos temas. Las experiencias favorecieron la estimulación del lenguaje, la coordinación óculo–manual, las habilidades cognitivas, el seguimiento de instrucciones y el trabajo en grupo.


¿Cómo está conformado mi cuerpo?

La  experiencia pedagógica  permitió que los infantes reconocieran las partes de su cuerpo. Los niños y niñas  observaron, escucharon y bailaron  un video infantil “cabeza, hombros, rodillas y pies” imitando los movimientos corporales de la canción y  haciendo énfasis en las partes del cuerpo, al finalizar el baile  se realizó la silueta de cada infante sobre papel bond mencionando cada parte de su cuerpo al dibujar  su esquema corporal, realizando preguntas sencillas que conllevaron al reconocimiento de las partes del cuerpo: cabeza, tronco y extremidades superiores e inferiores;  asociando la noción espacial arriba(brazos y manos) - abajo(piernas y pies). 





Para afianzar en los infantes la identificación de las partes del cuerpo  armaron un rompecabezas con su silueta pegando cada parte de su cuerpo. Para la cabeza, los infantes pegaron una foto de su cara  y después según la instrucción de la docente ubicaron  cada parte del cuerpo: brazos, tronco y piernas en donde correspondía. Los infantes relacionaron las imágenes con su cuerpo expresando: “esos son mis brazos, esa es mi cara, esas son mis piernas y ese es mi tronco” e identificaron  las partes del cuerpo de sus compañeros o compañeras a través de la observación.






¿Con qué género me identifico a partir de las características de mi cuerpo?

La actividad inició con una obra de títeres presentando a los infantes un títere de un niño y una niña a los cuales se les invitó a que le colocaran un nombre así como ellos se identifican con su nombre. Infants A  llamó al niño Andrés  y a la niña Mariana e Infants B al niño lo llamaron Arturo y a la niña María. Al presentar los títeres se cantó una canción con ellos mencionando cómo eran él y cómo era ella, no haciendo referencia al término de género niño o niña para que ellos mediante sus saberes previos llegaran a la conclusión de que los títeres -uno era un  niño y  el otro una niña-, así como ellos que son niños y niñas. Luego observaron la imagen de un niño y una niña y al lado dos círculos, los infantes ubicaron  y pegaron  sus fotos en donde correspondía dependiendo del género con el que se identificaban y reconocieron la figura geométrica del círculo.







Para finalizar los infantes realizaron una actividad de motricidad fina trabajando en una ficha que tenía la imagen de un niño y una niña, al identificar al niño le pegaron zaragozas y a la niña pastas.



Potencializando habilidades y destrezas
Soporte pedagógico

Para favorecer y potencializar las habilidades comunicativas, cognitivas, corporales, estéticas y motrices de los infantes, se realizaron diferentes experiencias las cuales se evidencian en las siguientes fotografías:

Ejercicios de coordinación  óculo manual: 
En esta experiencia de aprendizaje los infantes realizaron unos ejercicios fortaleciendo su coordinación óculo  manual.
Juego de obstáculos: Se les mostró a los infantes los diferentes materiales que usarían en el juego e indagando en ellos por el nombre de cada uno. Participaron  en  una  carrera trasladando  diferentes ingredientes como zaragozas, azúcar, agua y bolas de un lado a otro, utilizando recipientes, cucharas y embudos. Para finalizar y continuar trabajando la coordinación óculo – manual los niños y niñas realizaron botellas sonoras,  trabajaron  también el enroscado y desenroscado, los infantes deben abrir y cerrar la botella de manera independiente. 









Juego del ensartado: Se les entregó  un palo de chuzo incrustado en plastilina  y pastas huecas. Los infantes debían seguir la instrucción de ensartar las pastas dentro del palo de chuzo.

El juego de la caja: Con anticipación en una caja de cartón se realizaron huecos pequeños,  se les entregó a los niños y las niñas limpiapipas, los cuales  introdujeron dentro de los huecos de la caja.

Pintando con color rojo: Se les entregó una cartulina blanca y unas bandejas y/o platos. Los infantes pasaron rodillos; los cuales tenían figuras, sobre la pintura roja y luego lo ubicaron sobre la cartulina blanca. Se realizaron preguntas sencillas como ¿De qué color es la pintura? Y ¿Qué figura aparece cuando pintas con el rodillo? afianzando el reconocimiento del color rojo y estimulando el lenguaje.





Jugando con el círculo: La ambientación del salón sirvió como provocación, se colocaron unos círculos colgados en el techo donde los infantes intentaron atraparlos saltando y se indagó sobre la noción espacial en donde se encontraban dichos círculos (arriba). En el suelo habían tres círculos grandes, dos de ellos estaban bordeados, uno con una textura suave (plumas) y el otro con una textura áspera (arena). Los infantes caminaron descalzos sobre éstos, sintiendo las texturas y siguiendo la direccionalidad de los mismos. A su vez, identificaron la posición de los círculos que estaban en el piso (abajo). En el tercero,  realizaron un trabajo grupal, rasgando y pegando papel cometa rojo. Para finalizar desarrollaron una ficha de trabajo con un círculo dentro del cual esparcieron plastilina y en el borde le colocaron aserrín. Durante esta experiencia se reforzó la identificación del círculo, la noción espacial arriba-abajo y la manipulación de texturas.









Potencializando el reconocimiento de las nociones grande – pequeño: Para promover la manipulación de texturas y el disfrute en los infantes de trabajar con diferentes materiales, realizaron una ficha de trabajo que afianzaba la noción grande – pequeño, así como también recordaron una palabra del vocabulario que anteriormente se había trabajado en la fiesta del color rojo: Manzana. Decoraron con plumas de color rojo la manzana grande y con grageas la manzana pequeña. 




Estrategias para la estimulación del lenguaje:

Durante esta semana se comenzó a ejecutar el plan pedagógico para la estimulación de lenguaje. Este plan consta de estrategias basadas en las necesidades identificadas en el contexto, éstas tienen como propósito formativo: enriquecer el vocabulario de los infantes, estimular la fluidez verbal, la pronunciación de palabras, la articulación adecuada de fonemas y promover la construcción de frases sencillas para establecer diálogos.

Para alcanzar los objetos propuestos, se iniciaron a desarrollar ejercicios que fortalecen los órganos fono – articuladores, tales como:
-  -Esparcir pintura sobre una cartulina soplando a través de un pitillo.
-  -Imitar el sonido de un globo al desinflarse, posteriormente inflar el globo y producir el sonido con el mismo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario