martes, 15 de mayo de 2018

Experiencias de Aprendizaje Infants


Soporte pedagógico
Durante esta semana los infantes continuaron explorando y descubriendo la formación del color naranja al mezclar los colores amarillo y rojo, y la noción de cantidad uno- muchos, despertando la curiosidad y el interés en los infantes a través de las diversas actividades de estimulación, teniendo en cuenta las cuatro actividades rectores de la educación infantil (arte, juego, literatura y exploración del medio) en cada una de las mismas.
Un rico pastel, color naranja….
Los infantes asistieron  vestidos de chefs y observaron un video de niños preparando un delicioso pastel.
Luego nos trasladamos a la cocina para preparar un pastel siguiendo la orientación de la docente, ayudando a mesclar los ingredientes: harina, agua, y esencia de olor vainilla.  Cada infante hizo un pastel dejándolo en una bandeja que se horneo, mientras que  los niños esperaban su pastel, se les entrego un recipiente con su mezclador, cada niño batió crema chantillí con colorante de repostería color amarillo y rojo.  Finalmente decoraron su pastel con la crema naranja realizada por ellos mismos, para finalmente comer su delicioso pastel.













Una pelota, muchas pelotas…
Los infantes observaron un video sobre la noción de cantidad uno-muchos,  luego se incentivarón para descubrir lo posiblemente hay dentro de las cajas mágicas, por medio de preguntas para abordar sus saberes previos,  para luego comparar sus ideas con el contenido de las cajas, en una caja descubrieron una sola pelota y la otra caja   muchas pelotas, luego jugaran a lanzarse muchas pelotas, haciéndose énfasis en la cantidad, después jugaron al tingo-tango con una sola pelota, con referencia a la cantidad (uno). 













Mi cuerpo es único y solo tengo uno.
Los niños y las niñas participaron en un juego de memoria con imágenes  de las  partes del cuerpo cortadas por mitad, descubriendo y armando rompecabezas de dos piezas, cabe destacar que la docente orientadora les mostro varias veces la ubicación de las imágenes.
Cada infante al encontrar las imágenes  armo su rompecabezas de dos piezas socializándolo a sus compañeros, haciéndose énfasis en la cantidad uno-muchos  y la función de las partes del cuerpo.
Luego nos trasladamos al salón de danza para  formular preguntas problematizadoras,  observandose cada infante en el espejo, tocándose las partes que estaban en las imágenes del rompecabezas, mencionando la cantidad: uno- muchos, finalmente cada niño gráfico la imagen de su cuerpo al verse en el espejo, resaltándose la cantidad del mismo; mi cuerpo es único y solo tengo uno. 
















Una gallina con muchos pollitos…
La docente orientadora narro una historia con títeres planos del cuento de mamá gallina que estaba buscando a sus pollitos que se han perdido, incentivándose  a los infantes a salir del salón a buscar a los pollitos siguiendo las huellas de los mismos (encontraron en el camino muchas), haciendo énfasis en la cantidad muchos, al llegar los infantes a la imagen de los pollitos los alimentaron con muchos granitos de maíz y descubrieron que mamá gallina todavía no estaba con ellos, así que siguieron otras huellas (de una sola pisada) de la gallina para que se encontrara con sus pollitos, al encontrarla la maestra le dio un granito de maíz, resaltándose en cada espacio pertinente la noción de cantidad uno- muchos. Finalmente mamá gallina y los pollitos se encontraron, socializándose y retroalimentándose la noción de cantidad: uno-muchos. 












Encuentra la pareja: uno – muchos…
Los infantes participaron en un  juego de memoria al descubrir la pareja de cada imagen, es decir, primero la docentes orientadora les enseñara las imágenes,  luego cada niño(a) pasara a buscar una imagen para  asociarla con su par, por ejemplo: un balón – muchos balones.
Luego los niños ubicaron en otra cartelera,  las imágenes de las parejas donde  corresponde  según la noción de cantidad. Para finalizar se formularon preguntas  meta-cognitivas sobre las imágenes observadas en el juego de memoria, para la co-construcción del aprendizaje.















NTI
El agua
Una de las preguntas más comunes de los niños al ver la lluvia es ¿Por qué cae el agua de las nubes?, es por ello que se planteó en nuestro núcleo temático integrador el interrogante ¿De dónde proviene el agua?, dando inicio a una fantástica aventura llena de aprendizaje y descubrimientos, sobre el tema “agua”, así mismo con la variedad de actividades que se realizaran en el transcurso del proyecto los infantes aprenderán, indagarán y valorarán este importante y vital recurso natural.
Para dar respuesta al interrogante ¿De dónde proviene el agua?, se propuso una significativa experiencia de aprendizaje, dándole inicio con la narración de un cuento a través de títeres planos, la narración explicó el proceso que tiene el ciclo del agua, realizándose preguntas para la interpretación y participación activa de los infantes.
Posteriormente nos desplazamos a la cocina y observamos el proceso que se explicó con los títeres planos, la docente orientadora, lleno una olla de agua con ayuda de un niño voluntario, colocándose a   hervir con una tapa de vidrio transparente, para observar el agua calentarse y verla  subir    formando pequeñas gotas en la tapa, cabe resaltar que la olla no estuvo al alcance de los niños, así mismo la observaron estuvo bajo supervisión de las maestras orientadoras.
Finalmente nos trasladamos al parque y disfrutamos de la lluvia como resultado del proceso del agua, ambientándose el parque con nubes en la regadera.












No hay comentarios:

Publicar un comentario